Marca la d¡ferenc!a
Cena asiática

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Natalia Sala
Natalia Sala
Natalia experta en La Cocina de Lidl

Ingredientes

Para las empanadillas de verdura

Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
250 g g Empanadillas Empanadilla
(Japonesa con relleno picante de verduras)
Agua Agua
Salsa de soja Salsa de soja

Para los fideos

Agua Agua
100 g g Fideos Fideo
(De cristal)
Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
200 g g Setas Seta
(Ostra)
200 g g Tofu Tofu
(asiáticos)
200 ml ml Leche de coco Leche de coco
40 g g Curry Curry
(Verde)
2 Limas Lima
10 g g Cacahuetes Cacahuete
Especias orientales Especias orientales
(limoncillo)
Sal Sal

Para la decoración

Limas Lima

Cena asiática

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

55 min
(121)

Paso a paso

Cómo preparar una cena asiática

  1. Para las empanadillas: en una sartén con aceite de oliva doramos las empanadillas sin descongelar. Añadimos un poco de agua, tapamos la sartén y cocinamos durante 4 minutos. Emplatamos en el plato que más nos guste acompañadas de la salsa de soja y reservamos.
  2. Para los fideos: en una olla con agua hirviendo,introducimos los fideos de cristal durante 5 minutos fuera del fuego. Escurrimos y reservamos. En una sartén con aceite de oliva, doramos ligeramente las setas en láminas y el tofu en dados.
  3. Agregamos la leche de coco, el curry verde y el zumo de las limas y dejamos reducir. Añadimos los fideos reservados, los cacahuetes, el limoncillo y la sal, mezclamos el conjunto y emplatamos.
  4. Decoramos con unos gajos de lima y… ¡a disfrutar de estos dos platos asiáticos!

Consejos para preparar una cena asiática

  • Si no disponemos de tiempo suficiente, podemos cocinar las empanadillas en el microondas a 800 W durante 2 minutos, teniendo en cuenta que el resultado no será tan óptimo como hacerlas en la sartén o incluso al horno.
  • En este caso hemos acompañado las empanadillas con la salsa de soja, sin embargo, podemos acompañarlas de múltiples salsas que también les pueden ir muy bien, como salsa de ostras, salsa agridulce o incluso mostaza.
  • Para darle un toque diferente a la receta, o si no somos muy aficionados al tofu, podemos sustituir este ingrediente por otro como pollo, langostinos o incluso más verduritas.
  • Otra forma de presentar el helado podría ser convirtiéndolo en batido. Bastaría con triturar el helado con un poco de leche o leche de coco y saldría otro postre diferente y delicioso.

Información adicional sobre nutrición

Es muy frecuente que una comida pueda constar de un plato único, o de varios platos. Aquí tenemos una receta que engloba una combinación perfecta de primero y segundo. Tenemos un menú denso a nivel calórico, ya que tanto en el primer plato cómo en el segundo, nos aporta una ración de hidratos de carbono. Sería ideal que la verdura ocupara una proporción mayor. Podríamos añadir s cantidad de verduras en el plato principal junto con incluir más verduras en las empanadillas. También podemos tener una ensalada de primer plato.

El tofu es la fuente de proteínas de este plato, junto con el pollo de las empanadillas. Al tener ya una fuente de proteínas vegetal en el plato principal, podríamos usar empanadillas de verduras para tener un menú vegano. También podrían ser de soja texturizada, si las queremos hacer caseras.

Podríamos usar unas empanadillas etiquetadas sin gluten para tener una receta apta para personas con celiaquía. Siempre revisando el resto de etiquetas para cerciorarnos que no puedan contener ni gluten ni trazas. No nos hemos olvidado de los fideos, pero esta variante suele ser elaborada con almidón de garbanzo o con arroz, por lo que ninguna de las opciones contiene gluten.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado: En la comida asiática, el arroz y los fideos son una de las opciones más comunes para acompañar o completar platos principales. Ya sea en sopas o platos como en este caso, salteados con verduras y alguna fuente de proteínas.

Los fideos clásicos utilizados en este tipo de cocina, pueden ser de varios tipos. Existe una versión japonesa más gruesa llamados soba y los que usamos en esta receta, una versión china más fina, llamados lamian. También llamados fideos celofán, hilo de soja o fideos de cristal. Son unos fideos muy finos y quebradizos, de ahí su nombre convencional. Suelen elaborarse con almidón de legumbres como garbanzos, judía mungo o guisantes, aunque mucha gente los suele confundir con los fideos de arroz. En ambos casos, será un alimento energético que aporta hidratos de carbono. Su índice glucémico será más alto, ya que le quitamos la parte fibrosa del cereal, y en el caso de la legumbre, únicamente utilizamos la parte de almidón, por lo que no se recomienda ingerir grandes raciones y siempre mejor acompañadas de una buena ración de verdura, así como una fuente de proteínas. En esta receta es el tofu, pero podría servir cualquier otra.

Información nutricional

Grasas18,33 g Carbohidratos48,09 g Proteínas13,71 g kCal409