Marca la d¡ferenc!a
Crema de espinacas con huevo poché

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Ingredientes

300 g g Espinacas Espinaca
1 uds ud Patatas Patata
1 uds ud Cebollas Cebolla
1 uds ud Caldo de verduras Caldo de verdura
(pastilla)
Pimienta Pimienta
(negra)
Sal Sal
100 g g Queso fresco para untar Skyir Queso fresco para untar Skyir
Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
4 uds ud Huevos Huevo
(ecológico)
Piñones Piñón
(al natural)
4 rebanadas rebanada Panes Pan
(de payés)
Mantequilla Mantequilla
(con sal)

Crema de espinacas con huevo poché

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

1:20 h
(174)

Paso a paso

Cómo preparar crema de espinacas con huevo poché

  1. En una olla con un poco de aceite rehogamos la cebolla troceada. Añadimos las espinacas y la patata cortada en dados grandes. Cubrimos con agua y añadimos una pastilla de caldo de verduras, sal y pimienta negra.
  2. Una vez cocido, retiramos parte del agua de la cocción y añadimos el queso fresco para untar skyr. Trituramos y servimos.
  3. Ponemos una olla con agua al fuego y una vez que hierva, removemos el agua con una cuchara hasta que se forme un remolino sobre el que vertemos el huevo con delicadeza. Dejamos cocer durante 3 minutos y lo retiramos con una espumadera.
  4. Escurrimos los posibles restos de agua y colocamos el huevo sobre la crema. Untamos las rebanadas de pan con mantequilla con sal y las tostamos en el horno hasta que queden crujientes. Servimos acompañando la crema y… ¡a disfrutar!

Información adicional sobre nutrición

Las cremas de verduras son una de las alternativas mas comunes en las épocas de frío. Son un recurso rápido, cómodo y sirve para empezar a descubrir sabores de algunas verduras. En este caso, tenemos una receta densa, al tener los hidratos de las patatas y el pan, así como grasas saludables del aceite de oliva. También tenemos una cantidad importante de verduras y proteína por parte de los huevos y el queso fresco.

Cómo vemos, tenemos un plato completo ideal para el invierno, que podemos modificar y ser apto para personas con celiaquía siempre que el pan sea sin gluten, así como revisar las etiquetas para confirmar que no haya tazas de gluten. También podemos usar alguna legumbre cómo las alubias para espesar y no necesitar el queso. También podemos usar garbanzos horneados para esparcir por encima en lugar del huevo, y tener una receta apta para personas veganas.

Información adicional sobre le producto destacado:

Las cremas de verduras nos permiten tener la versatilidad de incluir muchísimas opciones de verduras y hortalizas distintas. Es una opción para dejar comidas preparadas y guardarlas en la nevera o el congelador. En este caso, están elaboradas principalmente de espinacas. Esta planta anual, destaca por tener hojas comestibles grandes y de un color verde oscuro. Pueden consumirse frescas o cocinadas cocidas o salteadas. También suelen servir para elaborar salsas o cremas.

A nivel nutricional, son mayoritariamente agua. También aportan una cantidad muy pequeña de proteína. Aportan hierro, calcio, magnesio o potasio. Son fuente de vitaminas como C, E,A y ácido fólico.

Información nutricional

Grasas23,84 g Carbohidratos40,49 g Proteínas17 g kCal452