Marca la d¡ferenc!a
Filetes de dorada con calabacín

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Ingredientes

1 uds ud Dientes de ajo Diente de ajo
10 ml ml Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
500 g g Doradas Dorada
(filetes)
0,5 uds ud Calabacines Calabacín
1 uds ud Limones Limón
250 ml ml Nata Nata
(para cocinar)
10 g g Anacardos Anacardo
(tostados y salados)
Molino de especias Molino de especias
Sal Sal

Filetes de dorada con calabacín

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

50 min
(79)

Paso a paso

Cómo preparar filetes de dorada con calabacín:

  1. Para la dorada con calabacín: cortamos el calabacín en finas rodajas y lo disponemos sobre una fuente apta para horno con un poco de aceite. Sobre el calabacín, disponemos los filetes de dorada y el ajo en láminas.
  2. Condimentamos el plato con sal, pimienta recién molida y añadimos aceite de oliva. Horneamos a 180º durante 20 minutos aproximadamente.
  3. Para la salsa de limón: colocamos en una olla la nata para cocinar, una pizca de sal, ralladura de un limón y un poco de su zumo. Trituramos la mitad de los anacardos e integramos a la salsa. Cortamos la cocción cuando comience a burbujear y reservamos.
  4. Disponemos las rodajas de calabacín y la dorada sobre el plato que más nos guste y añadimos un hilo de salsa de limón. Terminamos con el resto de los anacardos picados y pimienta recién molida para dar el toque final, acompañamos con salsa y… ¡listo para disfrutar!

Información adicional sobre nutrición:

Tanto el hecho de que contiene espinas, cómo el usar pescados con sabores neutros sin mucha imaginación, hacen que el consumir pescado pueda parecer algo soso. En esta receta tenemos una idea perfecta para solucionarlo.

Tenemos una fuente de proteínas de calidad en la dorada, que al consumirla en filetes evitamos que pueda tener espinas yfacilita que los más pequeños de la casa puedan comerlos sin problemas. También tenemos grasas saludables, tanto por el aceite de oliva cómo por los anacardos. Para mejorar el perfil nutricional de la receta, deberíamos añadir una buena ración de verdura. Podría ser una ensalada, o unas verduras salteadas para acompañar. También podemos poner mayor cantidad de calabacín en la elaboración.

Podríamos usar tofu envuelto en alga nori, para tener una receta vegana similar tanto en textura cómo en ese sabor salado.

En principio, es una receta apta para personas conceliaquía, pero deberíamos revisar las etiquetas para asegurarnos.

Información adicional sobre el ingrediente destacado:

La dorada es uno de los pescados que denominamos blancos más consumidos en España. Su nombre viene por la franja dorada que hay entre sus ojos. Es un alimento clásico en la gastronomía tradicional española, pudiendo destacar la dorada a sal, al ajillo o la dorada a la espalda.

Es una fuente de proteínas de calidad, con un perfil graso bajo. Aporta también vitaminas como B12, y minerales como selenio y fósforo.

También podemos destacar en esta receta los anacardos, ya que los frutos secos se suelen utilizar, como mucho, añadiéndolos a la ensalada, pero no habitualmente en la propia receta principal. Y hablamos de frutos secos, aunque en realidad el anacardo es la semilla de un árbol del mismo nombre, originario del norte de Brasil.

A nivel nutricional, contiene una cantidad mayor de hidratos de carbono que el resto de frutos secos, así como grasas saludables. También nos aporta una pequeña cantidad de proteína. Como vemos, es un alimento interesante para poder consumir como snack para saciarnos entre horas, y para incluirlo en recetas. También se usa en la actualidad para elaborar la gran mayoría de quesos veganos, gracias a ese perfil graso que otorga una textura cremosa similar a algunos tipos de queso.

Información nutricional

Grasas60 g Carbohidratos23,8 g Proteínas57,2 g kCal665