Marca la d¡ferenc!a
Cómo hacer focaccia de aceitunas
Recetas con productos Italiamo

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Ingredientes

400 g g Harina Harina
250 ml ml Agua Agua
((debe estar templada))
1 cucharditas cucharadita Azúcar Azúcar
1 cucharditas cucharadita Sal Sal
6 cucharadas cucharada Aceite de oliva Aceite de oliva
180 g g Tomates cherry Tomate cherry
12 Aceitunas negras Aceituna negra
1 ramilletes ramillete Albahaca Albahaca
Sal Sal

Focaccia de aceitunas

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

3:20 h
(142)

Paso a paso

Dale un toque italiano a tus comidas y cenas acompañándolas de una riquísima focaccia.

CÓMO PREPARAR UNA FOCACCIA DE ACEITUNAS:

  1. En un bol mezclamos la harina, la sal y el azúcar. Después, creamos un hoyo en el centro, añadimos el agua y 4 cucharadas de aceite y mezclamos la masa hasta conseguir una textura elástica. Si es necesario, añadimos un poco más de agua o harina hasta obtener una masa esponjosa que no se pegue.
  2. En lugar de amasar, plegamos la masa repetidas veces. Para ello, levantamos los bordes de la masa, estirándolos hacia arriba y plegándolos sobre el centro. Realizamos unas 10 repeticiones.
  3. En un ambiente cálido, dejamos la masa en un bol y la cubrimos con un trapo húmedo o film de cocina. La dejamos fermentar durante un mínimo de 2 horas, hasta que doble su tamaño.
  4. Colocamos papel de hornear sobre la bandeja del horno. Doblamos la masa entre 4 y 5 veces, hasta retirar el aire sobrante, y la extendemos con los dedos sobre la bandeja. Es recomendable tratar de evitar que quede una masa demasiado fina. Cubrimos con un paño húmedo y dejamos fermentar durante unos 45 minutos. Este paso permite que la masa quede más esponjosa.
  5. Precalentamos el horno a 230º y, mientras tanto, colocamos sobre la masa las aceitunas y los tomates cherry partidos por la mitad, apretando un poco para que se adhieran. Con la ayuda de una brocha, cubrimos toda la superficie de la focaccia con el resto del aceite. Añadimos la albahaca y la sal gorda.
  6. Horneamos durante unos 15-20 minutos. Si en ese tiempo no se ha dorado, dejamos otros 5 minutos a la misma temperatura. Si queremos obtener una corteza crujiente, podemos introducir en el horno un recipiente con agua para que se genere vapor.
  7. Dejamos enfriar sobre una rejilla.