Marca la d¡ferenc!a
Gallo con crema de calabaza

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Toni Carceller
Toni Carceller
Experto en La Cocina de Lidl

Ingredientes

Para la creama de calabaza

20 ml ml Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
1 uds ud Dientes de ajo Diente de ajo
400 g g Calabazas Calabaza
150 ml ml Nata Nata
(para cocinar)
8 ml ml Salsa de soja Salsa de soja
Comino Comino
(molido)

Para los filetes de gallo con verduras

400 g g Filetes de gallo Filete de gallo
3 uds ud Zanahorias Zanahoria
1 uds ud Calabacines Calabacín
2 uds ud Pimientos verdes Pimiento verde
15 ml ml Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
Sal Sal
Pimienta Pimienta
(negra)

Gallo con crema de calabaza y verduras

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

55 min
(13)

Paso a paso

Cómo preparar gallo con crema de calabaza y verduras:

  1. Para la crema de calabaza: cortamos la calabaza en dados y la rehogamos junto con ajo picado en una sartén con aceite de oliva.
  2. Añadimos nata, salsa de soja y comino a la sartén y cocinamos unos minutos. Trituramos hasta obtener una textura suave y reservamos.
  3. Para los filetes de gallo con verduras: cortamos zanahoria, calabacín y pimiento verde en tiras, las salteamos con un poquito de aceite, sal y pimienta y reservamos. Por otro lado, sacamos filetes del gallo y los doramos por ambos lados en una sartén con aceite.
  4. En el plato que más nos guste, disponemos una fina capa de crema de calabaza, añadimos las verduras en un lateral, disponemos los filetes de gallo y… ¡listo para disfrutar!

Consejos para preparar Gallo con crema de calabaza y verduras:

  • Hemos sacado los filetes de gallo para facilitar el momento de consumo y que nos quede un emplatado más fino. Sin embargo, si no disponemos de tiempo también podemos cocinarlos tal cual vienen en el pack, ya que están limpios y no supone ningún problema el limpiarlos una vez en el pato.
  • Calabaza, zanahoria, calabacín y pimiento. Esta es nuestra selección de verduras para acompañar este pescado, pero existen infinidad de combinaciones que podríamos realizar para este plato. Podemos hacer nuestra elección teniendo en cuenta aspectos gustativos, estéticos o nutricionales y buscar la combinación que más nos convenga.
  • Este pescado además de saludable es una opción perfecta para casi todos los gustos, ya que por su suavidad es muy fácil de acompañar. También podemos cocinarlo de muchas maneras, eligiendo el formato que mejor se adapte a nosotros. Ya sea a la plancha, horno o, por qué no, rebozado con alguna salsa.
  • Para salir un poco de lo habitual, hemos utilizado una crema de calabaza como salsa para nuestro plato. Si somos muy fans de la calabaza, y más ahora que llega el frío, podemos hacer más cantidad de crema, añadirle agua para suavizar y obtener la textura deseada. Con esto obtendríamos otra elaboración de una misma receta y podríamos reservar como comida o cena para otro momento.

Información adicional sobre nutrición:

Que el pescado se consuma poco suele deberse a varios factores, aunque principalmente se debe a que puedan contener espinas y a que no se nos ocurre una receta rápida y sabrosa. Aquí solventamos ambas. Primero, usamos un pescado que podemos comprar fileteado como es el gallo, limpio y sin espinas. Segundo, tenemos una receta sencilla, fácil de elaborar y que mejora el sabor del propio pescado.

A nivel nutricional, tenemos una proteína de alto valor biológico en el pez gallo. También tenemos un buen aporte de verduras, por lo que, si la ración de estas es importante, tendríamos ya un plato principal completo. Siempre podemos acompañar de una crema o ensalada en caso de quedarnos cortos. Podríamos incluir algún hidrato de carbono si buscamos aumentar la densidad calórica del plato. Por ejemplo, usar patata o boniato.

Es una receta apta para personas sin gluten, ya que, a priori, no tenemos un ingrediente que pueda contener gluten o trazas, aunque deberíamos revisar las etiquetas de los alimentos para asegurarnos.

Podríamos usar un filete de tofu envuelto en alga nori, para simular tanto la textura como el sabor salado del pescado, para tener una receta vegana. También tendríamos que usar una nata vegetal en la elaboración de la salsa de calabaza.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

Si pensamos en pescados blancos, quizá el pez gallo no sea de los primeros que se nos venga a la cabeza, pero si es un tipo de pescado se utiliza en la gastronomía española. Esto se debe a que solemos encontrarlo en Sudamérica.

Como el resto de pescados blancos, su aporte graso es muy bajo, una de las diferencias principales con los denominados pescados azules. A nivel nutricional, aparte de aportarnos una proteína de alto valor biológico, también es fuente de vitaminas del grupo B como B3, B6, B9 y B12. También nos aporta fósforo, potasio o selenio, así como en menor medida magnesio y yodo.

Al igual que el resto de pescados azules, podemos incluirlo en guisos, hacerlo al horno o a la plancha. Una de sus ventajas es que es sencillo de limpiar, por lo que puede ser una buena opción para que los más pequeños de la casa comiencen a familiarizarse con el sabor y textura de los pescados.

Información nutricional

Grasas17,05 g Carbohidratos23,9 g Proteínas33,5 g kCal320