Marca la d¡ferenc!a
Lomo bajo en ternera con puré de manzana y romero

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Alberto Ugarte
Alberto Ugarte
Experto en La Cocina de Lidl

Ingredientes

Para el puré de manzana y romero

2 uds ud Manzanas Golden Manzana Golden
30 g g Azúcar moreno Azúcar moreno
(de caña )
0,5 Limones Limón
10 ml ml Brandy Brandy
Romero Romero
(molido )
Sal Sal
Mantequilla Mantequilla

Para la salsa de carne y vino

20 ml ml Vino Vino
1 uds ud Caldo de carne Caldo de carne
(pastilla)
200 ml ml Agua Agua
Harina Harina
(fina de maíz)

Para el lomo de ternera

Sal Sal
Pimienta Pimienta
(negra )
500 g g Ternera Ternera
(lomo bajo )
Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra

Lomo bajo de ternera con puré de manzana y romero

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

50 min
(25)

Paso a paso

Cómo preparar lomo bajo de ternera con puré de manzana y romero

  1. Pelamos y troceamos las manzanas y las ponemos a cocer en un cazo junto al azúcar moreno, el zumo de un limón, brandy, romero, sal y mantequilla. Una vez la manzana esté tierna, trituramos con una batidora eléctrica y reservamos en un bol.
  2. En otro cazo, vertemos el vino tinto y calentamos hasta que el alcohol se evapore. Añadimos la pastilla de caldo y la diluimos en el vino. Disolvemos la harina fina de maíz en el agua y lo añadimos al cazo. Removemos y dejamos cocinar hasta que espese.
  3. Añadimos sal y pimienta negra al lomo de ternera y lo pasamos por una sartén caliente con aceite de oliva virgen extra. Dejamos que se cocine 1 minuto y medio por cada lado.
  4. Fileteamos el lomo y lo servimos junto al puré de manzana. Salseamos con la salsa de vino tinto y… ¡a disfrutar!

Consejos para preparar lomo bajo de ternera con puré de manzana y romero

  • Saca la carne del frigorífico al menos 15 o 20 minutos antes de cocinarla para que se atempere. De lo contrario, al ponerla en la plancha o sartén bajaría mucho la temperatura y se cocería.
  • Reposar la carne después de cocinarla un par de minutos ayudará a que los sabores se intensifiquen y la carne conserve mejor sus jugos.
  • El sabor agridulce de la manzana combina a la perfección con el sabor de la vaca, pero otras alternativas igual de ricas serían puré de pera, de castaña, de membrillo o de calabaza.
  • Recuerda diluir la maizena en agua fría antes de añadirla a la salsa para que no se formen grumos y la salsa quede sedosa.

Información adicional sobre nutrición

Muchas veces no necesitamos de muchos ingredientes ni demasiada elaboración para conseguir un plato sabroso. En este ejemplo, nos basamos en tres partes sencillas, una carne, un acompañamiento como es el puré de manzana, y una salsa no muy elaborada.

A nivel nutricional, tenemos un aporte de proteína de calidad por parte de la ternera. Eligiendo este tipo de corte, el contenido en grasa es menor al ser una zona del animal más magra. También tenemos un puré en el que el alimento principal es la manzana, dándonos un ejemplo de que las frutas se pueden usar en platos principales.

Si es cierto, que tanto el puré como la salsa, se elaboran con bebidas alcohólicas, por lo que, al no evaporarse por completo el alcohol en su cocción, no serían recomendables para las mujeres embarazadas o los más pequeños de la casa.

También tenemos un aporte de azúcar en el puré, por lo que sería una mejor elaborar dicho puré sin necesidad de añadirlo. También sería interesante añadir una ración de verduras, ya sea a modo de guarnición o como un primer plato en forma de ensalada o puré.

Podríamos usar tempeh, soja texturizada en porciones grandes o seitán para sustituir la ternera, ya que la textura es similar, para tener una receta vegana.

También deberíamos revisar que los ingredientes no contengan gluten para tener una receta apta para personas con celiaquía.

Información adicional sobre el producto destacado:

La ternera es una de las carnes más consumidas en España. Gracias a su versatilidad en cocina, podemos cocinarla a la plancha, horneada, a la brasa o incluirla en una gran variedad de guisos. Tiene un sabor intenso, por lo que no necesitamos de un excesivo acompañamiento. En esta receta tenemos un corte de lomo bajo, que podemos destacar por ser uno de los cortes más magros y de menor cantidad de grasa.

Como el resto de carnes, su principal aporte es proteína de calidad. Está dentro del grupo de las carnes rojas, que aporta un gran contenido de hierro, en comparación con las denominadas carnes blancas. También, dependiendo del corte, tiene una cantidad mayor de grasa saturadas, por lo que no se recomienda su uso diario, aunque si podemos consumirlas de manera menos frecuente. Siempre será mejor usar cortes magros, ya sean frescos o congelados. En cuanto al aporte de vitaminas, destacamos las del grupo B, junto con minerales como el hierro.

No es una de las carnes más sostenibles por la gran cantidad de recursos necesario, por lo que si podríamos plantearnos reducir su consumo frecuente, apostando por utilizar menos veces, pero buscando carnes de mejor calidad. Existe una gran variedad de proteínas tanto de origen vegetal como animal para no tener problemas a la hora de cubrir estos requerimientos si se reduce su consumo.

Información nutricional

Grasas21,24 g Carbohidratos27,07 g Proteínas29,55 g kCal424