Nidos de calabacín

Nidos de calabacín image
Dificultad Fácil
Preparación 15 min
Cocción 15 min

Ingredientes

2 raciones
    • 1   ud calabacín
    • 1   ud zanahoria
    • 75   g mozzarella
    •   pimienta negra
    •   sal
    • 6   uds huevos
    •   pimentón

Preparación

    CÓMO PREPARAR NIDOS DE CALABACÍN
  1. Sacamos espaguetis de calabacín con un rallador especial y los reservamos sobre papel absorbente con sal para retirar un poco el exceso de agua. Rallamos también las zanahorias ya peladas y las disponemos en un bol junto con el calabacín.

  2. Añadimos mozzarella rallada, sal y pimienta y mezclamos bien hasta integrar por completo. En una bandeja con papel de horno, disponemos esta mezcla en forma de círculos y hundimos ligeramente el centro para dejar un hueco a modo de nido.

  3. Cascamos y añadimos un huevo en el centro de cada nido. Horneamos a 180º durante 15 minutos aproximadamente o hasta que el huevo esté listo.

  4. Colocamos los nidos en el plato que más nos guste, terminamos con sal, pimienta negra, un toque de pimentón picante y… ¡a disfrutar!

  5. INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

    El calabacín es un alimento muy versátil, y en esta receta vemos una forma diferente y bastante más llamativa para sorprender a nuestros familiares. Es una opción ideal cómo entrante o cómo parte de un plato principal. Podemos acompañarlos de opciones como patata o boniato asados o al microondas, si queremos un plato más denso a nivel calórico. Tenemos una fuente de proteínas por parte de los huevos y el queso, y una buena ración de verduras, aunque siempre es una buena idea añadir más verduras, en el mismo plato, o en un plato distinto. Podríamos acompañar estos nidos con una crema de verduras, un gazpacho o verduras asadas como guarnición. Es una receta apta para personas con celiaquía, aunque deberíamos revisar que no puedan tener trazas de gluten.

    Información adicional sobre el ingrediente destacado:

    El calabacín, es un alimento muy utilizando en nuestra gastronomía, que se utiliza en infinidad de recetas. Es una opción ideal para un fondo como un pisto, para rellenarlas, o para saltearlas cuando tenemos poco tiempo. También se pueden añadir a elaboraciones cómo tortillas. Como la mayoría de las verduras, es muy rica en agua, y aporta una ración muy pequeña de hidratos de carbono. Es rico en vitamina C y A, y aporta pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B como B9. También aporta minerales como fósforo, magnesio y calcio.

Información nutricional

kCal 298
Grasas (g) 22.4
Carbohidratos (g) 8
Proteínas (g) 16.4