Marca la d¡ferenc!a
Paella de verduras

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Toni Carceller
Toni Carceller
Experto en La Cocina de Lidl

Ingredientes

0,5 uds ud Cebollas Cebolla
0,3 uds ud Calabacines Calabacín
0,5 uds ud Pimientos rojos Pimiento rojo
0,5 uds ud Pimientos verdes Pimiento verde
1 uds ud Tomates Tomate
1 uds ud Zanahorias Zanahoria
40 g g Coliflor Coliflor
1 uds ud Berenjenas Berenjena
50 g g Judía verde Judía verde
60 ml ml Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
200 g g Arroz Arroz
(bomba)
2 uds ud Dientes de ajo Diente de ajo
1 uds ud Caldo de verduras Caldo de verdura
pimentón dulce pimentón dulce
Azafrán Azafrán
Perejil Perejil
Sal Sal

Paella de verduras

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

1:05 h
(59)

Paso a paso

Cómo preparar Paella de verduras:

  1. Cortamos cebolla en dados, calabacín, pimiento rojo y verde en tiras, tomate pera en dados, zanahoria en rodajas, coliflor en porciones y berenjena en dados.
  2. En una paella caliente con aceite, doramos la cebolla hasta quedar transparente y añadimos el resto de verduras cortadas junto con las judías. Una vez tiernas, añadimos el pimentón y rehogamos.
  3. Machacamos ajo y perejil hasta que se integren. Por otro lado, calentamos agua y diluimos el caldo.
  4. Incorporamos arroz, el ajo y perejil y el azafrán a la paella. Removemos y añadimos el caldo. Rectificamos la sal, dejamos cocinar hasta que se absorba el caldo y… ¡lista para disfrutar!

Consejos para preparar paella de verduras:

  • En este caso hemos introducido el ajo solo en la propia elaboración de la paella, pero podemos acompañarla con un allioli que combina estupendamente. Para ello lo ideal sería machacar el ajo con sal en un mortero añadiendo el aceite poco a poco hasta emulsionar y obtener una textura del estilo a la mayonesa.
  • El azafrán le da un toque muy especial a la paella por la intensidad de su sabor y el aporte de color, sin embargo, hay que ser cuidadosos a la hora de utilizarlo y no pasarnos de cantidad, ya que con un poquito es suficiente y en exceso nos puede llegar a contaminar el plato.
  • Un truco para que la base del arroz nos quede más crujiente y facilitar el “socarrat” es cocinar el arroz a fuego medio-bajo y al final de la cocción subir el fuego para formar costra, con cuidado eso sí de no quemarlo.
  • En este caso hemos utilizado estas verduras, sin embargo, tenemos total libertad para utilizar las que más nos gusten como alcachofas, garrofón o brócoli, ya sea sustituyendo, añadiendo o suprimiendo las que ya tenemos.

Información adicional sobre nutrición:

Dentro de la gastronomía española, existen ciertos platos tradicionales que son característicos de cada zona. La paella es uno de ellos. Constituye un plato completo. Tenemos un buen aporte calórico en forma de hidratos de carbono por parte del arroz. También tenemos verduras en esta receta, pero llegaría a ser una ración suficiente, por lo que es recomendable que añadamos verduras para complementar esa comida, por ejemplo, en una ensalada de primero.

Tenemos en las judías redondas una fuente de proteínas, al ser una legumbre, aunque la cantidad por ración quizá sea pequeña. Podríamos incluir otra opción, añadiendo alguna otra legumbre o incluso una proteína vegetal como la soja texturizada de grano grueso. También podríamos, ya que comentábamos que podría ser una buena idea añadir una ensalada de primero, añadir ahí alguna fuente de proteínas.

Al no incluir una proteína de origen animal, es una receta vegana. Este plato, no contiene ningún alimento que contenga gluten en su composición, por lo que es una receta apta para personas con celiaquía. De todos modos, siempre es recomendable revisar las etiquetas por si alguno de los ingredientes o especias, puede contener trazas de gluten.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

El arroz es, posiblemente, el hidrato de carbono más utilizado en el mundo. En parte por su precio económico, pero también por su versatilidad, ya que se puede usar tanto en platos principales, al horno, meloso o caldoso, como en recetas dulces como el arroz con leche.

Es una fuente de energía que nos aporta hidratos de carbono. También nos aporta minerales como magnesio, y vitaminas como ácido fólico, B3 y B6. Otra de sus características, es que no contiene gluten, por lo que es una opción sencilla de tener recetas aptas para personas con celiaquía.

Si dejamos enfriar el arroz, al igual que sucede con la patata, tenemos un tipo de almidón que llamamos resistente, que ayuda a nuestra microbiota, aunque esto es contraproducente en aquellas personas con alguna patología digestiva.

Siempre se recomienda que se utilicen las versiones integrales, ya que así conservamos el aporte de fibra, que, junto con ser necesaria para un correcto tránsito intestinal, es más saciante. Esta receta es una excepción, ya que el arroz bomba es el más adecuado, ya que suele absorber mucha cantidad de líquido durante su cocción, por lo que es perfecto para aumentar la intensidad del sabor de la paella.

Información nutricional

Grasas14,9 g Carbohidratos687,8 g Proteínas10,4 g kCal522