Marca la d¡ferenc!a
Pechugas de pollo con salsa de nueces

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Ingredientes

Pechugas de pollo

150 g g Cebollas dulces Cebolla dulce
Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
Sal Sal
Pimienta Pimienta
(Negra)
500 g g Pechugas de pollo Pechuga de pollo
(Pechugas XXL)
200 g g Jamón serrano Jamón serrano
(En lonchas)

Salsa de nueces

Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
100 g g Nueces Nuez
(Sin cáscara)
Salsa de soja Salsa de soja
Ajo granulado Ajo granulado
Tomillo Tomillo
150 ml ml Caldo de pollo Caldo de pollo

Pechugas de pollo con salsa de nueces

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

1:10 h
(274)

Paso a paso

Cómo preparar pechugas de pollo con salsa de nueces

  1. Para las pechugas al horno: en una bandeja apta para horno, disponemos la cebolla cortada en juliana con aceite, sal y pimienta, y mezclamos bien.
  2. Cortamos las pechugas de pollo en porciones, las enrollamos con lonchas de jamón serrano y las disponemos en la bandeja sobre la cebolla. Horneamos a 190º durante 15 minutos aproximadamente y reservamos.
  3. Para la salsa de nueces: en una sartén con aceite de oliva, tostamos ligeramente las nueces. Añadimos la salsa de soja, el ajo granulado, el tomillo y el caldo de pollo y dejamos cocinar durante 5 minutos.
  4. Trituramos la salsa y la disponemos en el plato que más nos guste junto con las pechugas de pollo reservadas y… ¡ya están listas para disfrutar!

Información adicional sobre nutrición

Pocos alimentos hay tan flexibles e internacionales como el pollo, y en España, puede que no aprovechemos toda la versatilidad que nos permite. En esta receta, tenemos una forma diferente de cocinarlo al horno. Y ya que usamos el horno, podemos añadir más cantidad para otro día. También podemos cocinar verduras asadas o rellenas para poder aprovechar ese golpe de horno y tener platos preparados que podemos congelar.

A nivel nutricional, es un plato que nos aporta una proteína de calidad por parte del pollo. Para preparar el jamón serrano convendría retirar la parte de grasa visible para mejorar el perfil nutricional de la receta. Tenemos un aporte de grasas saludables por parte del aceite de oliva y las nueces.

También sería interesante acompañar el plato de una cantidad importante de verduras, ya sean cocinadas al horno, junto con esta receta, cómo en forma de ensalada, gazpacho o crema de verduras.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado: Si pensamos en carne, una de las opciones que primero se nos viene a la cabeza es la de pollo. Una de las más usadas, gracias a su versatilidad y precio asequible. En países como Estados Unidos, es uno de los platos más reconocidos, concretamente el pollo frito. También existen otras recetas como el pollo empanado o asado, clásicas en otros países. Es una de esas carnes que puede cocinarse de formas diferentes, consiguiendo texturas y sabores muy distintos, ya que su sabor neutro permite combinarlo con todo tipo de ingredientes.

Es una proteína de alto valor biológico, con poca cantidad de grasa, salvo las alitas si las consumimos con la piel, aunque se puede retirar de manera sencilla. Contiene también triptófano, potasio o fósforo, así como vitaminas como B6. Es una de las opciones de carnes blancas que podemos usar con frecuencia, ya que como decimos su contenido en grasa es bajo.

Información nutricional

Grasas43,37 g Carbohidratos5,92 g Proteínas56,4 g kCal650