Pimientos rellenos de carne

Toni Carceller
Toni Carceller
Pimientos rellenos de carne image
Dificultad Fácil
Preparación 20 min
Cocción 30 min

Ingredientes

4 raciones
  • Para los pimientos:

    • 2   dientes ajos
    • 1   cebolla dulce
    •   aceite de oliva
    • 400   g carne picada mixta
    • 100   ml vino tinto
    • 300   ml tomate frito
    •   sal
    •   pimienta
    • 300   g pimientos del piquillo
  • Para la salsa y decoración:

    • 30   g mantequilla
    • 400   ml leche fresca de pastoreo entera
    •   sal
    • 40   g harina de trigo
    • 40   ml tomate frito
    •   pimienta blanca
    •   nuez moscada

Preparación

    CÓMO PREPARAR UNOS PIMIENTOS RELLENOS DE CARNE:
  1. Para el relleno, doramos la carne picada en una sartén amplia con un poquito de aceite de oliva. Retiramos la carne y, en la misma sartén, pochamos el ajo y la cebolla picados.

  2. Añadimos la carne de nuevo junto con el vino y dejamos evaporar el alcohol. Vertemos el tomate frito, la pimienta negra y la sal y dejamos cocinar unos minutos. Retiramos del fuego, rellenamos los pimientos del piquillo y reservamos.

  3. Para la salsa, en un cazo fundimos la mantequilla y le añadimos la harina. Removemos durante un par de minutos y vertemos la leche caliente poco a poco en la mezcla.

  4. Mezclamos hasta formar la salsa espesa e incorporamos el tomate frito, una pizca de sal, pimienta y nuez moscada. Para terminar, disponemos los pimientos rellenos en un plato, cubrimos ligeramente con salsa, decoramos con perejil y… ¡a disfrutar!

  5. INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

    Las verduras rellenas son una idea excelente para tener raciones preparadas para varios días, cocinar platos diferentes de una manera sencilla e incluir verduras para que los más pequeños de la casa se familiaricen con ellas. Todos son ventajas.

    A nivel nutricional, en esta receta, tenemos una fuente de proteínas de calidad en la carne picada, aunque la mantequilla y la leche también las aportan. Estas últimas, junto con el aceite de oliva, aportan también grasas saludables. Tenemos hidratos de carbono por parte de las harinas, por lo que tenemos un plato denso a nivel calórico ideal para una comida principal. Podríamos mejorar un poco la receta añadiendo una ración mayor de verduras, ya sea dentro del relleno o para acompañar el plato. No olvidemos que, cuando cocinamos con alcohol, en este caso vino, no se recomienda para niños o mujeres embarazadas, ya que el alcohol no se evapora del todo.

    Podríamos usar una harina sin gluten, tipo harina de garbanzo o maíz, para tener una receta apta para personas con celiaquía. También podemos sustituir la carne picada por guisante o soja texturizados, así como la leche por bebida vegetal y la mantequilla por frutos secos triturados para tener una receta vegana.

    Información adicional sobre el ingrediente destacado

    En estos pimientos rellenos, destacamos la carne picada como ingrediente principal. En este caso, tenemos una mezcla de carne de ternera y cerdo. Antes del análisis nutricional, queremos destacar que siempre será mejor comprar carnes picadas con poca cantidad de grasa o bien picarlas en carnicería, para elegir un corte de calidad y mejorar su composición nutricional. Ambas, son carnes rojas, por lo que son una fuente de proteínas de alto valor biológico. A diferencia de las carnes blancas, destacan por su mayor concentración de hierro, así como por tener partes grasas de peor calidad, aunque esto dependerá del corte, de ahí la importancia de elegir cortes magros frescos o congelados para elaborar una carne picada. También nos aportan vitaminas del grupo B y minerales como zinc, fósforo y potasio.

Información nutricional

kCal 625
Grasas (g) 41.5
Carbohidratos (g) 33.9
Proteínas (g) 24