Pollo con champiñones al vino

Toni Carceller
Toni Carceller
Pollo con champiñones al vino image
Dificultad Fácil
Preparación 30 min
Cocción 15 min

Ingredientes

6 raciones
    • 800   g pechugas de pollo
    •   pimienta negra
    • 100   g harina de trigo
    • 30   ml aceite de oliva virgen extra
    • 2   uds dientes de ajo
    • 1   ud cebolla
    • 40   g mantequilla
    • 400   g champiñones
    • 250   ml vino blanco
    • 80   ml brandy
    • 500   ml caldo de pollo
    •   tomillo

Preparación

    CÓMO PREPARAR POLLO CON CHAMPIÑONES AL VINO
  1. Cortamos las pechugas de pollo en forma de filetes finos y los salpimentamos. Los pasamos por harina y en una cazuela con aceite de oliva, los doramos por ambos lados. Retiramos y reservamos.

  2. Picamos el ajo y la cebolla muy finos y laminamos los champiñones. En la misma cazuela, rehogamos el ajo junto con la cebolla durante unos minutos. Añadimos la mantequilla y cuando se funda incorporamos los champiñones laminados.

  3. Cuando se haya rehogado el conjunto, vertemos el vino junto con el brandy y cocinamos durante unos minutos para que se evapore el alcohol.

  4. Añadimos los filetes de pollo junto con el caldo y un poco de tomillo, tapamos y dejamos cocinar durante unos 15 minutos o hasta que la salsa haya tomado consistencia. Servimos en el plato que más nos guste y… ¡listo para disfrutar!

  5. INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

    El pollo es una de las carnes más utilizada, y aquí os dejamos una receta sencilla para presentarlo de una manera diferente y perfecta para cualquier ocasión. A nivel nutricional, tenemos un aporte de proteínas de calidad por parte del pollo. Podríamos usar tofu, seitán o soja texturizada de grano grueso, para tener una versión vegana con una textura similar. Deberíamos también usar caldo de verduras en lugar de caldo de pollo. Tenemos una fuente de hidratos de carbono por parte de la harina de trigo para esperar la salsa. Podríamos usar una harina sin gluten, o harina de garbanzo, para conseguir esa misma textura espesa y tener una receta apta para personas con celiaquía. Sería interesante acompañar este plato con una buena ración de verduras, para tener un plato completo. No debemos olvidar que siempre que se cocine con alcohol, son platos no recomendables para mujeres embarazadas, lactantes o niños, ya que no se evapora del todo.

    Información adicional sobre el ingrediente destacado:

    Dentro de las carnes blancas, podemos asegurar que la más utilizada es el pollo. Podemos usarla en infinidad de recetas. Este tipo de carne blanca, destaca por un aporte de proteínas de alto valor biológico, así como una ración de grasa muy baja. Esto, solo tiene una excepción y es cuándo usamos la piel, por ejemplo, al cocinarlas al horno. Si la retiramos tras su cocción y no las consumimos no tendremos este inconveniente. También tiene un aporte menor de hierro que las carnes rojas. Destaca su aporte de vitaminas como B6 o niacina, así como selenio o fósforo.

Información nutricional

kCal 385
Grasas (g) 13
Carbohidratos (g) 22.5
Proteínas (g) 33.6