Salmón wellington

Salmón wellington image
Dificultad Fácil
Preparación 30 min
Cocción 1:30 h

Ingredientes

4 raciones
  • Para el relleno de salmón:

    • 1   cebolla dulce
    •   aceite de oliva virgen extra
    • 110   g mostaza francesa
    • 1   limón
    • 80   ml leche evaporada
    •   sal
    •   pimienta
    • 500   g salmón
  • Para la masa:

    • 1   lámina hojaldre
    • 1   huevo
  • Para el acompañamiento:

    • 150   g esparragos trigueros
    • 300   g patatas
    •   sal
    •   aceite de oliva virgen extra

Preparación

    CÓMO PREPARAR SALMÓN WELLINGTON:

  1. Para el relleno de salmón: picamos finamente la cebolla y la rehogamos en una sartén con aceite a fuego lento hasta caramelizar. Incorporamos la mostaza, el zumo del limón y la leche evaporada. Cocinamos durante 5 minutos a fuego medio hasta reducir la salsa, salpimentamos, trituramos y reservamos.

  2. Para la masa: estiramos la lámina de hojaldre rectangular y la cortamos en 8 porciones. En el centro de 4 de las porciones, extendemos un poco de salsa y colocamos sobre cada una un lomo de salmón cortado a la medida.

  3. Con las 4 porciones restantes de hojaldre cubrimos el salmón, sellamos los laterales doblando la masa y cerramos con un tenedor. Disponemos en una bandeja con papel de hornear y marcamos unos cortes en la parte superior formando rombos, sin llegar a cortar del todo. Pintamos el hojaldre con huevo batido.

  4. Para los acompañamientos: cortamos las patatas en cuartos, los espárragos en mitades y los mezclamos con aceite y sal en un bol. Los disponemos en la misma bandeja que los Wellington y horneamos a 200 ºC durante 30 minutos, para aprovechar la energía del horneado, emplatamos y… ¡a disfrutar!

  5. CONSEJOS PARA PREPARAR SALMÓN WELLINGTON:

    Para caramelizar la cebolla tenemos que tener paciencia, ya que para que se nos cocine toda por igual sin que se nos queme necesitamos cocinarla a fuego lento.

    A la hora de colocar los lomos de salmón, tenemos que tener cuidado de dejar el suficiente espacio para luego cerrar los Wellington.

    Realizando los cortes en forma de rombo conseguimos que al hornearse tenga un aspecto más vistoso y especial.

    Tanto el Wellington como el acompañamiento se hornean a la misma temperatura, por lo que aprovechamos el calor del horno para cocinar ambas elaboraciones.

    Como son dos elaboraciones, es importante hornear con la opción del ventilador para que el calor se reparta por igual por todo el horno. En caso de no disponer de esta opción, colocaremos en la parte superior el Wellington para que el hojaldre quede dorado.

    INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

    Este plato es una buena forma de reinventar una receta tan clásica como el solomillo Wellington, utilizando salmón en sustitución. Dicho salmón, aporta una buena forma de proteínas, así como las del huevo. El hojaldre y la patata para la guarnición, aportan los hidratos de carbono y el aceite de oliva, las grasas de buena calidad.

    Es una buena opción como plato principal tanto para comidas y cenas, siempre mejor si se acompañada de una buena ración de verduras, que podemos hacer a la vez junto con la guarnición propuesta en el horno. Puede servir como plato principal en celebraciones.

    Información adicional sobre nutrición del ingrediente destacado:

    El salmón fresco es una buena fruten de proteínas, grasas de buena calidad (omega 3), vitaminas y minerales. Es una opción ideal dentro de las 2 o 3 raciones de pescado azul que se recomiendan por semana.

    Dentro de los pescados azules, esta especie está incluida entre los que tienen un contenido bajo en mercurio, por lo que no existiría problemas en su consumo frecuente.

    *PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.

Información nutricional

kCal 735
Grasas (g) 39.15
Carbohidratos (g) 53.24
Proteínas (g) 39.68