Marca la d¡ferenc!a
Tarta helada de turrón y chocolate

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Anna Terés
Anna Terés
Experta en La Cocina de Lidl

Ingredientes

Para la tarta de turrón y chocolate

12 hojas hoja Gelatina Gelatina
(neutra)
900 ml ml Nata para montar Nata para montar
300 g g Turrones blandos Turrón blando
200 g g Chocolate negro Chocolate negro
60 g g Galletas de avena Galleta de avena

Para los bombones

200 g g Chocolate blanco Chocolate blanco
200 g g Chocolate negro Chocolate negro

Tarta helada de turrón y chocolate

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

0 min
(46)

Paso a paso

Cómo preparar una tarta helada de turrón y chocolate:

  1. Para la primera capa: hidratamos 4 hojas de gelatina en agua. Calentamos ⅓ de la nata junto con la mitad del turrón desmigado en una olla. Escurrimos la gelatina, la añadimos a la olla y removemos hasta disolver. Vertemos esta mezcla en el molde y enfriamos en la nevera al menos 4 horas, hasta que solidifique.
  2. Para la segunda capa: fundimos el chocolate con ⅓ de la nata y añadimos 4 hojas de gelatina previamente hidratadas y escurridas. Añadimos galletas picadas y removemos hasta integrar el conjunto. Vertemos con cuidado en el molde sobre la primera capa de turrón y reservamos en la nevera al menos 4 horas más.
  3. Para la tercera capa: repetimos el primer paso para elaborar otra capa de turrón. Vertemos sobre la capa de chocolate y terminamos de enfriar la tarta en frío un mínimo de 4 horas más. Desmoldamos la tarta con mucho cuidado y servimos en el plato que más nos guste.
  4. Para los bombones: fundimos al baño maría chocolate blanco por un lado y chocolate negro por otro y disponemos en los moldes para bombones. Dejamos enfriar en la nevera un par de horas. Desmoldamos, decoramos nuestra tarta y…¡lista para disfrutar!

Consejos para preparar la tarta helada de turrón y chocolate:

  • A la hora de añadir más capas o desmoldar nuestra tarta es importante asegurarnos de que haya solidificado lo suficiente y no correr el riesgo de que se nos rompa, mezclen las capas o estropee. Para ello, además de ser pacientes y esperar el tiempo necesario a que enfríe, podemos asegurarnos rascando suavemente la superficie con un tenedor. Si se marcan las rayas por donde pasamos el tenedor hemos logrado el punto deseado.
  • Podemos fundir el chocolate al microondas o al baño maria como en este caso. Al tratarse de un producto muy sensible al calor y con facilidad para quemarse, es importante que tengamos cuidado y realicemos este paso cuidadosamente. Si escogemos la opción del microondas debemos calentarlo poco a poco y sacando el recipiente para ir mezclando durante el proceso. En cuanto al baño maría, es una técnica más controlable por lo que es más difícil que se nos queme, sin embargo, una vez fundido no deberíamos dejar demasiado tiempo el chocolate calentando, ya que en este caso se nos podría terminar quemando.
  • Al tratarse de una tarta con tiempos de espera para su cuajado, lo ideal es realizar las capas en el momento de verterlas, ya que si las elaboramos todas al principio, cuajaran antes de tiempo y no podremos disponerlas en el molde. Si queremos adelantar los procesos, podemos fundir el chocolate y el turrón con la nata respectivamente y volver a calentarlo y juntarlo con la gelatina en el momento de tener que usarlo.
  • Como no queremos que se nos mezclen las capas y se diferencien bien entre sí en el resultado final, tenemos que asegurarnos de que haya cuajado bien por un lado, y verter la mezcla con cuidado por otro. Para ello, podemos ayudarnos de una lengua o espátula para no verter la mezcla de forma tan directa y suavizar la caída del recipiente al molde.

Información adicional sobre nutrición:

Aquí tenemos una receta ideal para elaborar en familia, que puede servirnos para que los más pequeños de la casa se familiaricen con la cocina.

Es una receta con una cantidad elevada en azúcares, tanto por parte del turrón blando, las galletas, el sirope y el chocolate blanco. También nos aportan hidratos de carbono por parte de las galletas, y una pequeña ración tanto de la nata como de la gelatina.

En esta receta, como en la mayoría de elaboraciones dulces, es muy fácil conseguir recetas aptas para personas con celiaquía, debido a que, al predominar dicho sabor dulce, si usamos galletas y turrón sin gluten, así como revisemos que los ingredientes no puedan contener trazas de gluten, no variaría en exceso el sabor y tendremos un postre apto para todos los públicos. Si quisiéramos tener una receta vegana, podríamos usar agar-agar en lugar de gelatina, así como una nata vegana, o elaborarla a partir de bebida de coco o almendra.

Información nutricional sobre el ingrediente destacado:

Llega la Navidad y con ella es momento de ciertos platos y elaboraciones. Y dentro de toda celebración, los postres o recetas dulces siempre tienen un rincón destacado. Son tradicionales en estas fiestas dulces como los mazapanes, turrones, polvorones, mantecados, etc. Sin olvidarnos del tradicional roscón de reyes.

Como la mayoría, por no decir todas las elaboraciones dulces, suelen ser recetas densas a nivel calórico. Casi todas tienen un nexo común en su elaboración: algún tipo de harina, que puede ser de algún cereal o a partir de almendras, junto con una cantidad importante de azúcar y algún tipo de grasa para emulsionar y conseguir la textura deseada. Siempre podemos sustituir esos azúcares por frutas, fruta desecada o edulcorantes. Esto puede mejorar la receta, pero no olvidemos que no la va a convertir en un producto de consumo diario. Es importante tener presente que no deben estar presentes en el día a día, aunque reduzcamos dicha cantidad de azúcar. También es importante destacar que siempre será mejor si son porciones individuales, ya que facilita poder disfrutarlas y mantener porciones pequeñas.

Si van a ser productos estacionales, propios de celebraciones puntuales como Navidad, bodas, cumpleaños o celebraciones enmarcadas en momentos concretos del año, podemos mantener, o no, la receta tradicional sin que esto sea un problema, siempre que podamos consumir raciones pequeñas y seguir disfrutando de dichas fiestas sin remordimientos ni culpas.

Información nutricional

Grasas50,5 g Carbohidratos29,8 g Proteínas8,5 g kCal656