Alitas de pollo crujientes al horno

Alitas de pollo crujientes al horno image
Dificultad Fácil
Preparación 20 min
Cocción 25 min

Ingredientes

4 raciones
  • Para las alitas de pollo:

    • 600   g alitas de pollo
    • 50   g harina de maíz
    • 2   g pimienta negra
    • 3   g pimentón dulce
    • 5   g hierbas aromáticas provenzales
    • 150   g cereales cornflakes
    • 50   g pan rallado
    • 2   uds huevos
    • 10   ml aceite de oliva virgen extra
    •   sal
  • Para la salsa de mostaza:

    • 80   g mostaza
    • 20   g mostaza antigua
    • 40   g miel
    • 20   ml zumo de limón
    • 3   g pimienta blanca
    •   sal

Preparación

    Cómo preparar unas alitas de pollo crujientes al horno:
  1. Para las alitas de pollo, precalentamos el horno a 200ºC. En un cuenco, mezclamos el almidón de maíz con la pimienta, la sal y el pimentón. En un bol batimos los huevos. En otro bol colocamos los cornflakes triturados finos junto con el pan rallado y las hierbas.

  2. Para rebozar las alitas, primero pasamos por el bol de almidón de maíz, pasamos por el huevo y terminamos con los cereales. Repetimos con todas las alitas y las disponemos sobre una bandeja de horno, dejando espacio entre ellas.

  3. Llevamos al horno y horneamos durante 15 minutos. Pasado este tiempo les damos la vuelta y horneamos 10 minutos más o hasta que estén crujientes.

  4. Para la salsa de mostaza, mezclamos las mostazas junto con el zumo de un limón, una pizca de sal, pimienta y miel. Removemos e integramos. Servimos las alitas de pollo dispuestas en una bandeja acompañadas de la salsa de mostaza y… ¡listo para disfrutar!

  5. Información adicional sobre nutrición:

    Dentro de los platos de comida rápida, las alitas pollo es uno de los más clásicos del mundo. Aquí os dejamos una receta sencilla.

    Lo primero de todo, es destacar que deberíamos incluir un buen aporte de verduras, ya sean cocinadas junto con las alitas o en forma de primer plato. Puede ser útil usar el horno para asar verduras y también tenerlas para otras comidas.

    Tenemos una fuente de proteínas de calidad por parte del pollo y, en menor medida, el huevo. También tenemos una ración de hidratos de carbono, tanto por el pan rallado cómo de los cereales.

    Podríamos hacer esta receta con harina de garbanzo y cereales sin gluten, para poder hacer una versión apta para personas con celiaquía. También podríamos rebozar soja texturizada de grano grueso, usando harina de garbanzo y agua para sustituir el huevo, y poder hacer una versión vegana.

    Información adicional sobre el ingrediente destacado:

    Las carnes blancas, son una de las fuentes de proteína que deberíamos incluir, junto con pescados blancos y azules, huevos y legumbres, en una alimentación omnívora de calidad. Dentro de estas carnes blancas, la que más se consume es la de pollo.

    Su sabor neutro, nos permite mucha versatilidad en la cocina, ya que se puede cocinar a la plancha, en guisos, o al horno. El contenido en grasa de la carne de pollo es bajo, pero está concentrado en la piel. En esta receta, deberíamos retirar la piel antes de rebozarlas para que sea una mejor opción nutricional.

    Es una fuente de proteínas de alto valor biológico, junto con aportar vitaminas del grupo B como B6 o niacina, y minerales como el selenio y fósforo. Al rebozarlas, también aumentaremos el aporte de hidratos de carbono de la receta, algo que tenemos que tener presente, ya que, si las acompañamos de algún hidrato más, puede ser muy densa a nivel calórico.

Información nutricional

kCal 590
Grasas (g) 20.2
Carbohidratos (g) 65.2
Proteínas (g) 37.1