Marca la d¡ferenc!a
Bizcocho japonés de chocolate

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Toni Carceller
Toni Carceller
Experto en La Cocina de Lidl

Ingredientes

5 uds ud Huevos Huevo
80 g g Harina Harina
25 g g Cacao en polvo Cacao en polvo
130 ml ml Leche Leche
(entera)
65 ml ml Aceite de girasol Aceite de girasol
90 g g Azúcar Azúcar
1 g g Sal Sal

Bizcocho japonés de chocolate

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

2:05 h
(195)

Paso a paso

Cómo preparar Bizcocho japonés de chocolate:

  1. Separamos las yemas de los huevos y reservamos las claras en la nevera. En un cazo, calentamos ligeramente el aceite a fuego bajo durante un minuto y añadimos la harina y el cacao tamizados. Incorporamos las yemas, sal y leche removiendo hasta integrar el conjunto.
  2. Por otro lado, batimos las claras con azúcar a punto de nieve hasta montar. Añadimos la mitad de las claras montadas a la mezcla anterior y lo removemos delicadamente para que mantenga la textura lo máximo posible.
  3. Vertemos la mezcla anterior sobre el resto de las claras, removemos con movimientos circulares de abajo hacia arriba y lo disponemos en un molde cubierto con papel de horno.
  4. Ponemos el molde en una bandeja de horno cubierta con agua y lo horneamos a 150º durante 90 minutos. Antes de retirar el papel de horno, dejamos que se enfríe 10 minutos, desmoldamos y … ¡listo para disfrutar!

Consejos para preparar bizcocho japonés de chocolate:

  • Es importante ser pacientes a la hora de desmoldar el bizcocho y esperar a que enfríe, sino podemos correr el riesgo de que se nos rompa.
  • La clave de este bizcocho está en la esponjosidad y textura de “nube”. Para ello es importante ser muy cuidadosos a la hora de montar y mezclar las claras con el resto de ingredientes, ya que son las encargadas de aportar aire a la mezcla. El hecho de hornear el bizcocho al vapor con agua en el horno también permite que no se nos seque.
  • Un truco para saber si nuestras claras están bien montadas es darle media vuelta al recipiente en el que las hayamos batido y, si se mantienen en el mismo, lo hemos hecho correctamente. Si no queremos arriesgarnos a ponernos perdidos, podemos parar de batir y fijarnos en la punta de la varilla, si la punta de las claras se mantiene tiesa y no pierde forma lo tenemos.
  • El chocolate es un producto delicioso y muy versátil, podemos incluirlo en múltiples recetas y en formatos muy diversos. En caso de cocinar el chocolate hay que tener mucho cuidado vigilando y removiendo constantemente, ya que se quema con facilidad y nos aportará un sabor muy amargo.

Información adicional sobre nutrición:

Dentro de la repostería, los bizcochos son una de las elaboraciones más comunes. Sirven como postre o para ser la base de otras elaboraciones como tartas. Siempre será mejor usar la menor cantidad posible de azúcar añadido, así como harinas integrales. Aunque es más importante la frecuencia de consumo, si lo vamos a preparar para ocasiones especiales, podemos usar ingredientes no tan saludables y disfrutar de ese momento siempre que no sea frecuente y la ración sea moderada.

Los bizcochos, al elaborarse con harinas, suelen ser elaboraciones densas a nivel calórico. También tenemos un ácido graso, en este caso utilizando aceite de girasol. Sería mejor usar aceite de oliva o colza, incluso aceite o grasa de coco, ya que tienen un perfil lipídico mejor. También podemos usar crema de frutos secos o, incluso, sustituir por una porción de aguacate, ya que tiene un sabor neutro que no modificará el resultado final.

También tenemos fuentes de proteínas, tanto con los huevos como con la leche, por lo que es un plato denso y completo a nivel nutricional, así que sería mejor utilizar porciones pequeñas.

Podemos usar bebida vegetal, así como el caldo de las legumbres de bote, que llamamos ‘aguafaba’, para sustituir a la leche y los huevos. También podríamos usar semillas de chía en agua o bebida vegetal, dejándolas reposar, para tener una textura similar al huevo en la receta y tener una receta vegana.

Si usamos una harina sin gluten certificada sin gluten, o de maíz o arroz, tendríamos una receta apta para personas veganas.

Información nutricional del ingrediente destacado:

En esta receta vamos a destacar el cacao. Es el ingrediente principal para elaborar el chocolate, que se puede mezclar con la manteca del mismo cacao, así como muchas veces con azúcar. De la semilla del cacao, se extraen la pasta y la manteca de cacao.

En la cocina, el chocolate tiene más versatilidad de la que pensamos, ya que se puede usar para salsas o platos principales. En función de su cantidad de azúcar, podemos generar contrastes de dulces y salados. De hecho, la sal combina muy bien con el chocolate.

Cuando hablamos de chocolates, se puede catalogar, en función de su porcentaje o cantidad de cacao. Solemos decir que son productos saludables o para consumir frecuentemente cuando está por encima del 75%.

El cacao nos aporta polifenoles y catequinas, por lo que un chocolate con una concentración elevada puede ser una buena opción para consumir de manera frecuente. Aporta una cantidad baja de proteína, así como minerales como fósforo, magnesio o cobre. También aporta vitaminas como A, C y algunas del grupo B.

Si consumimos cacao puro, en su versión en polvo, o bien chocolates con un porcentaje por encima del 75-80, puede ser una opción de consumo frecuente o diario.

Información nutricional

Grasas5,1 g Carbohidratos19,4 g Proteínas5,8 g kCal149