Marca la d¡ferenc!a
Cómo hacer ojos sangrientos

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Ingredientes

500 g g Nata montada Nata montada
50 g g Azúcar Azúcar
2 sobres sobre Azúcar avainillado Azúcar avainillado
3 láminas lámina Gelatina Gelatina
200 g g Frambuesas congeladas Frambuesa congelada
25 g g Azúcar glas Azúcar glas
Agua de rosas Agua de rosas
2 Ciruelas Ciruela
6 Arándanos rojos Arándano rojo
0,5 sobres sobre Cobertura en polvo para tarta Cobertura en polvo para tarta

Ojos sangrientos

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

45 min
(6)

Paso a paso

Piensa por un momento la cara que pondrán tus hijos cuando vean este inquietante postre de Halloween: unos espeluznantes ojos sangrientos. De todos modos, ya te adelantamos que están de miedo.

CÓMO PREPARAR UNOS OJOS SANGRIENTOS:

  1. Empezamos primero llevando a ebullición la nata con 40 g de azúcar y el azúcar de vainilla. Hervimos durante unos 10 minutos removiendo de vez en cuando y, después, dejamos enfriar 5 minutos.
  2. A continuación, introducimos la gelatina en agua fría para ablandarla. La exprimimos un poco y la disolvemos en la nata caliente.
  3. Con la mezcla, rellenamos 6 moldes semicirculares enjuagados previamente con agua fría.
  4. Dejamos enfriar y la introducimos en la nevera dejando que se cuajen durante al menos 4 horas o toda la noche.
  5. Para preparar la salsa, descongelamos las frambuesas. Hacemos un puré fino con el azúcar glas tamizado y lo pasamos por un colador. Añadimos unas gotas de agua de rosas, al gusto.
  6. Lavamos las ciruelas y las cortamos retirando también las pepitas.
  7. Desmoldamos las panna cottas sobre platos. Colocamos un trozo de ciruela encima y, sobre el agujero, un arándano o una pasa (simulando el iris y la pupila).
  8. Preparamos el glaseado para la tarta con el azúcar restante y 125 ml de agua siguiendo las instrucciones del paquete y dejamos que enfríe durante 1 minuto.
  9. Cubrimos con el preparado únicamente los trozos de fruta utilizando una cuchara pequeña.
  10. Finalmente, decoramos los “ojos” con la salsa de frambuesa, como si fuera sangre y servimos.