Pan de leche con panificadora

Panificadora
Panificadora
Pan de leche con panificadora image
Dificultad Fácil
Preparación 0 min
Cocción 15 min

Ingredientes

8 raciones
    • 360   g harina de fuerza
    • 180   ml leche
    • 30   g mantequilla sin sal
    • 2   uds huevos
    • 6   g levadura fresca
    • 3   g sal
    • 12   g miel

Preparación

    Cómo preparar pan de leche en la panificadora:
  1. En el recipiente de la panificadora vertemos la leche tibia junto con la levadura fresca desmigada. Sumamos el huevo, la yema y la harina de fuerza cubriendo toda la superficie. Incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente, la miel y la sal.

  2. En la panificadora, señalamos el programa dulce, para un peso de 1000 g y un tueste medio. Comenzamos el amasado; tras el segundo amasado y segundo reposo, la panificadora señalizará con las letras “RMV” (remover) que es el momento de retirar los brazos amasadores.

  3. Retiramos el pan a una mesa de trabajo con harina, formamos unos 8 bollos iguales y los colocamos en el recipiente de la panificadora de manera ordenada. Pintamos con una yema de huevo batida y llevamos a fermentar la masa en la panificadora.

  4. Luego comenzará el proceso de horneado. Una vez que haya terminado retiramos la cubeta, dejamos enfriar 10 minutos, sacamos el pan a una rejilla para que se enfríe y … ¡listo para disfrutar!

  5. Consejos para preparar pan de leche en panificadora:

    El programa masa dulce de la panificadora tiene la opción de añadirle toppings a nuestro pan, como chispas de chocolate, frutos secos o fruta desecada. Pasado el primer amasado, habrá una señal de aviso con el mensaje “ADD” y es el momento de añadir nuestro topping, cerramos la tapa y continuamos con el programa.

    Es muy recomendable que al terminar el horneado y pasados unos minutos, el pan se deje reposar sobre una rejilla, para que se vaya toda la humedad restante y quede más esponjoso.

    Puedes hacer este pan y disfrutarlo como recién hecho; para ello corta el pan en rebanadas y colócalas en bolsas de congelación. Luego puedes ir descongelando lo que necesites o inclusive pasándolo por la tostadora sin descongelar, queda como recién horneado.

    Para que la receta salga bien la clave es seguir el orden de los ingredientes, primero van los líquidos y luego los sólidos. Otro dato importante son las cantidades de los ingredientes, para ello es necesario pesar cada uno.

    Información nutricional:

    Tras el boom durante la pandemia a la hora de hacer pan, aquí os presentamos una receta para hacer una versión más esponjosa e ideal tanto para acompañar con sabores salados cómo dulces.

    Sabemos que el pan es una fuente de hidratos de carbono, pero en esta receta también nos aportará algo de proteína, tanto por los huevos cómo por la leche en su elaboración. Puede ser mejor opción usar harinas integrales, para aumentar el contenido de fibra. También podemos usar harinas sin gluten para tener una opción apta para personas con celiaquía. No olvidemos, que, si utilizamos electrodomésticos de cocina, como una panificadora, deberíamos evitar usarla con harinas que contengan gluten si queremos evitar contaminación cruzada a la hora de elaborar recetas sin gluten.

    Información adicional sobre el ingrediente destacado:

    El pan, es uno de esos alimentos imprescindibles hoy en día. Podemos usarlo como tostada en el desayuno, para elaborar bocadillo o incluso, para hacer postres como las clásicas torrijas. Es un alimento que sirve tanto para sabores dulces cómo salados.

    A nivel nutricional, es un alimento energético, que nos aporta hidratos de carbono complejos. Si esta harina es integral, también será fuente de fibra. En este tipo de recetas, ya que van a tener un sabor destacado, no se va a notar si usamos harinas integrales, así como si utilizamos harinas sin gluten. En esta receta, partimos de una harina de fuerza, esto quiere decir que la concentración de gluten será mayor, por lo que también la parte proteica del cereal. Aunque no solemos contabilizar los hidratos de carbono como fuentes de proteínas, porque tienen una porción baja. Podemos destacar también su aporte de magnesio, calcio o hierro, así como vitaminas B1, B2 o B6.

Información nutricional

kCal 253
Grasas (g) 6.4
Carbohidratos (g) 37.1
Proteínas (g) 8.9