Pollo a la antigua

Pollo a la antigua image
Dificultad Fácil
Preparación 35 min
Cocción 20 min

Ingredientes

6 raciones
    • 800   g pollo solomillo
    • 1   ud puerro
    • 200   g champiñones
    • 1   cucharadita pimienta
    • 1   cucharada tomillo
    • 1   cucharadita sal
    • 80   ml vino blanco
    • 500   ml nata
    • 2   cucharadas mostaza antigua
    •   aceite de oliva virgen extra

Preparación

    Cómo preparar pollo a la antigua:
  1. Cortamos los solomillos de pollo en porciones y los doramos en una sartén amplia con aceite de oliva. Retiramos y reservamos.

  2. Picamos el puerro bien fino y laminamos champiñones. Los doramos en la misma sartén que el pollo añadiendo un poco más de aceite en caso de ser necesario.

  3. Incorporamos el vino y dejamos evaporar el alcohol. Incorporamos la sal, la pimienta y el tomillo. Añadimos el pollo reservado, la nata ligera y la mostaza.

  4. Mezclamos bien, dejamos cocinar el conjunto durante 10 minutos aproximadamente y…¡listo para disfrutar!

  5. Información adicional sobre nutrición:

    Aquí os proponemos una receta ideal para poder tener una ración de pollo preparada para varias personas, o para consumir en varios días. Deberíamos acompañarla de una buena ración de verduras, tanto si las cocinamos para acompañarla, como si incluimos una ensalada o crema fría de verduras de primero. En esta receta tenemos algunas verduras, pero la ración puede ser pequeña.

    El pollo nos aporta la proteína de calidad, junto con la grasa de calidad del aceite de oliva. Podríamos acompañar la receta con alguna fuente de hidratos de carbono, si buscamos tener un plato más denso a nivel calórico.

    En principio, es una receta sin ningún ingrediente que pueda contener gluten, pero deberíamos revisar las etiquetas para asegurarnos que es una receta apta para personas con celiaquía.

    Podríamos usar soja texturizada de grano grueso para sustituir al pollo y tener una receta vegana.

    Información adicional sobre el ingrediente destacado:

    El pollo es el ingrediente principal de esta receta. Como vemos en esta receta, es un tipo de carne muy versátil en cocina, que nos permite incluirla en una gran variedad de guisos.

    Es un tipo de carne blanca. Estas, destacan por ser una fuente de proteínas de alto valor biológico, así como por su perfil graso bajo. Es una opción ideal para un consumo frecuente, para aquellas personas que mantengan una alimentación omnívora. Aporta también vitaminas del grupo B, como B6 y B1, así como fósforo o selenio.

    En este tipo de elaboraciones, no debemos olvidar que si usamos alcohol en las cocciones, debemos evitar su consumo en mujeres embarazadas o niños, ya que no se evapora el alcohol por completo.

Información nutricional

kCal 359
Grasas (g) 20.8
Carbohidratos (g) 7.2
Proteínas (g) 32.9