Marca la d¡ferenc!a
Risotto de queso con nueces y vasitos de mascarpone

La receta se añadió a favoritos

Mostrar favoritos

La receta se eliminó de favoritos

Mostrar favoritos

Ha ocurrido un error. Por favor, prueba de nuevo

Natalia Sala
Natalia Sala
Natalia experta en La Cocina de Lidl

Ingredientes

Para el risotto de queso y nueces

Aceite de oliva Virgen Extra Aceite de oliva Virgen Extra
100 g g Cebollas Cebolla
100 g g Champiñón Portobello Champiñón Portobello
500 ml ml Caldo de pollo Caldo de pollo
350 g g Risotto Risotto
(4 quesos Italiamo)
35 g g Mantequilla Mantequilla
(Con sal)
Sal Sal
45 g g Nueces Nuez
(Salsa de nuez Italiamo )
Pimienta Pimienta
(Negra)
Queso Queso
(Cuña Parmigiano Reggiano DOP Italiamo)

Para los vasitos de mascarpone, lima y galleta

180 ml ml Café helado Café helado
(Moccacino Italiamo)
100 g g Bizcochos Bizcocho
150 g g Yogures Yogur
(Cremoso mascarpone y lima Italiamo)
1 uds ud Limas Lima
100 g g Galleta Amaretti Galleta Amaretti
(Italiamo)

Risotto de queso con nueces y vasitos de mascarpone

Esta receta te gustó

Esta receta no te gustó

Ocurrió un error. Por favor, prueba de nuevo

1:15 h
(90)

Paso a paso

Cómo preparar risotto de queso con nueces y vasitos de mascarpone

1. A una sartén añadimos un chorro de aceite de oliva y una vez caliente añadimos la cebolla finamente picada, los champiñones laminados y rehogamos.

2. Cuando las verduras estén pochadas, añadimos el caldo de pollo y el risotto 4 quesos. Mezclamos y añadimos mantequilla con sal, salsa de nuez y pimienta. Terminamos rallando Parmigiano Reggiano por encima.

3. Vertemos el café en una fuente y mojamos los bizcochos 30% huevo. Los colocamos en el fondo de nuestros vasitos creando una base.

4. Cubrimos el bizcocho mojado en café con el yogur de mascarpone y lima y decoramos con galleta amaretti picada y ralladura de lima

Consejos para preparar risotto de queso con nueces y vasitos de mascarpone

- Para lograr el perfecto risotto es muy importante remover el arroz de forma constante y sin parar. De esta forma, consigue liberar su almidón y espesar el caldo hasta alcanzar una consistencia melosa.

- Para que el arroz se cocine en su punto, un truco es calentar el caldo de pollo antes de añadirlo a la sartén.

- Si no queremos consumir café una alternativa es remojar los bizcochos en café descafeinado o incluso en un almíbar con un chorrito de licor, por ejemplo amaretto.

- Antes de servir los vasitos debemos dejarlos reposar unas horas en el frigorífico. De esta manera, conseguiremos una mejor textura del postre ya que el bizcocho se acabará integrando con el yogur.

Información adicional sobre nutrición

La comida italiana es una de las más extendidas a nivel mundial. Aquí tenemos varias ideas para tener un menú completo. Tendríamos un menú denso a nivel nutricional, por lo que lo ideal sería poder disfrutar de todas las opciones consumiendo pequeñas raciones para no excedernos demasiado. Tenemos entrantes variados con alimentos típicos de Italia, un plato principal como es el risotto y un postre también clásico cómo es postre a base de mascarpone.

Tenemos varias fuentes de hidratos de carbono, en el el pan tostado y los grissini de los entrantes, el arroz del risotto y en las galletas del postre. También tenemos azúcares añadidos en productos como el café helado, las propias galletas o el yogur cremoso de mascarpone. Y en cuanto a las fuentes de proteínas, también tenemos varias de ellas: desde el salami, pasando por los quesos del risotto y el queso mascarpone del postre. Ya sabemos que los embutidos o carnes procesadas no son para un consumo diario, por lo que dicho salami debería consumirse con moderación.

En cuanto a conseguir tener una receta apta para personas con celiaquía, el primer cambio fundamental sería no usar biscotes ni panes que contengan gluten. Es importante no mezclar dos alternativas ni de panes con y sin gluten, por una posible contaminación cruzada. Si no vamos a sustituirlos, mejor tener alimentos por separado para evitar riesgos.

En el plato principal, al ser la base el arroz, tendríamos menos dificultad ya que no contiene gluten, y únicamente deberíamos revisar el etiquetado de los ingredientes. En el postre, deberíamos revisar las etiquetas y usar unas galletas sin gluten o no incorporarlas.

Para una versión vegana, podemos usar tofu marinado en los entrantes, quesos veganos o tofu sedoso en el risotto y así como n yogur vegetal cremoso tipo skyr para el postre.

Información nutricional sobre el producto destacado:

El queso es uno de esos alimentos internacionales que se consume en prácticamente todas las partes del mundo. Se utiliza en infinidad de recetas, ya que nos aporta versatilidad tanto en platos principales, entrantes, ensaladas como postres. En esta receta usamos diferentes tipos de queso, desde los clásicos quesos para gratinar tipo mozarella, gorgonzola o parmesano, pasando por el parmigiano reggiano para rallar por encima y acabando con el queso mascarpone.

Existen diferentes tipos de queso, tanto en función de su procedencia como por su tiempo de curación. Pueden ser quesos de cabra, vaca, oveja o búfala, aunque recientemente se han puesto de moda quesos veganos hechos, generalmente, a partir de frutos secos como anacardos. También tenemos quesos frescos, curados o semi curados, en función e su tiempo de curación. Es importante tener en cuenta que cuanto más curado, mayor cantidad de sal y grasas por porción.

A nivel nutricional, son un alimento rico en proteínas de calidad y vitaminas como B3, B9 y A. Aportan también minerales cómo fósforo y calcio. En función de su composición, pueden tener un valor energético diferente, ya que quesos muy curados tendrán mayor cantidad de grasa, que aunque no es de mala calidad, puede ser una ración mayor a la deseada. De ahí que ese tipo de quesos se recomiende consumirlos con mayor moderación.

Información nutricional

Grasas39,33 g Carbohidratos121,5 g Proteínas19,94 g kCal922